Tag: bovinos de leche

Bovinos de leche

225091972_ce19ad6a29[1]El objetivo ideal de las explotaciones es obtener un becerro y una lactancia anuales, en torno a tal objetivo giran la gran mayoria de las practicas alimenticias y zootecnicas actuales.

La produccion de lechera puede clasificarse en dos tipos principales:

  • La altamente tecnificada
  • Las lecherias tradicionales de clima templado
  • La lecheria secundaria

En la primera se utiliza ganado de razas puras especialix¡zadas, que se alimentan en praderas o con forraje de corte (fesco, henificado o ensilado) con complementacion adecuada, inseminacion artificial, prevencion y tratamiento de mastitis, retencion de placenta y problemas de patas y otros, ordeña mecanica, planta enfriadora de leche, etc.

En la lecheria secundaria la leche es solo un subproducto de la ganderia, en este caso se emplea animales no especializados que se alimente en agostaderos con complementacion minima y ocasional, ordeña manual con becerros al pie, venta de la leche cruda directamente a intermediarios, etc.

Ambas ganaderias contribuyen a la produccion del que indescutiblemente es el alimento mas completo para el ser humano.

Leido (485) veces

Uso de la Inseminación Artificial en Vacas

El uso de esta técnica, a pesar de que se conoce en Latinoamerica desde la década de 1950, no a tenido la difusión deseada. Posiblemente el factor mas importante sea que la detención de signos de estro es muy deficiente. En ganado cebú, de cada 10 hembras que entran en un programa de inseminación artificial, solo es posible detectar de tres a cuatro en un periodo de 18 a 23 días.

La utilizacion de hormonas sintéticas permiten facilitar la expresión del estro, sobre todo programando que la mayoría de las hembras tengan un celo al mismo al tiempo, ha facilitado el uso de la inseminación artificial, incrementando el numero de animales que se pueden inseminar, desafortunadamente, la fertilidad que se obtiene es baja debido entre otros factores, a que algunas vacas son capaces de mostrar conducta de estro y no tener la presencia de un folículo capaz de ser ovulado.

En la practica se han buscado métodos que permitan evitar la detección de signos de estro e inseminar a una hora predeterminada después de que  cese el efecto del hormonal, que es en general entre 48 a 72 horas, dependiendo del hormonal utilizado.

Esta metodología ha tenido impacto en explotaciones de productores de carne bien manejadas, pero su avance en fincas poco tecnificadas es errático. Debido a esto muchos ganaderos han vuelto al método tradicional de observar calores y solamente inseminar a hembras que muestren estro de manera espontánea.

Los resultados de fertilidad a traves de la inseminacion artificial son variables pero en general se puede decir que es factible obtener una tasa de preñez de 50%, pero esta se obtendrá solamente en el 30% del hato, que es el que presentara signos evidentes de conducta estral.

Desgraciadamente, si en el ganado productor de leche la detención de signos de estro es un problema, en el ganado productor de carne este problema se acentúa por varias razones:

  • La expresión del comportamiento de estro es de menor intensidad y duración, reduciendo las posibilidades para el observador para detectarla.
  • No existe una rutina o disciplina de la inseminación artificial en las empresas de ganado productor de carne, lo cual hace que la técnica solo se aplique intensamente en ocasiones, como cuando se sincronizan las hembras, originando que se haga de manera inadecuada.
  • Las instalaciones para llevar acabo la inseminacion artificial, el manejo y la preparación del semen tanto fresco como congelado, en ocasiones son deficientes, reduciendo las posibilidades de que la hembra quede gestante.
  • Al no existir una rutina de inseminacion artificial pueden ocurre errores tecnicos por la mala congelación del semen, cansancio del inseminador en caso de tener que inseminar he,bras sincronizadas o simplemente una pobre aplicacion del método.

Leido (403) veces